Ya han pasado 3 meses desde el  4 de marzo, cuando asistimos en el Palacio de Congresos Baluarte al lanzamiento de la llamada “Oficina de Transformación Digital” (OTD) para Navarra; una iniciativa del Ministerio de Economía y Empresa que tiene como objetivo principal fortalecer el ecosistema de soporte a la pyme, que supone el 99,8% del tejido empresarial, en la materia de la transformación digital a través de servicios de difusión (es decir acciones de sensibilización y dinamización a la pyme en su proceso de la transformación digital) y servicios de apoyo (es decir atención y resolución de consultas sobre metodologías y soluciones tecnológicas).  Tres meses durante los cuales más de 250 empresas con unos 1.000 asistentes han acudido a las primeras 50 acciones de la OTD, ¡enhorabuena!, pero no bajemos la guardia, todavía queda mucho por hacer.

Es el Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA) quién ha asumido esta responsabilidad en exclusiva para nuestra Comunidad Foral. Tiene previsto desarrollar y realizar un total de 132 acciones durante 2019, algunas de ellas en colaboración con la VW Academy y otras entidades. El diseño del contenido de esta oferta gratuita se orienta prioritariamente hacía las necesidades de las pymes del sector manufacturero, pero tampoco carece de interés para los agentes de otros sectores como el agroalimentario o incluso la gran empresa. Es una ayuda importante a estas empresas a comenzar a pensar y trabajar en la manera de enfrentar y empezar a actuar – sino lo han hecho ya – este proceso llamado revolución digital.

Por lo tanto, la tarea y el objetivo principal de la OTD es sensibilizar y dinamizar las pymes en su proceso de la transformación digital; en este sentido se está actuando sobre los siguientes 5 ejes:

  • Los nuevos modelos de negocio
  • Las personas y la gestión del cambio
  • El proceso de implantación de la industria 4.0
  • Los conocimientos y la aplicación de las nuevas tecnologías
  • El contacto con casos prácticos en el Espacio Tecnológico de VW Navarra

Estos temas cubren todo el ciclo: desde el análisis (autoevaluación) de la empresa y su entorno (competidores, mercados, clientes, macro tendencias), la elaboración de su plan estratégico, hasta la implantación de procesos optimizados (industriales o logísticos o administrativos) y/o productos (inteligentes y/o conectados y/o personalizados) y/o servicios de valor añadido. 

El contenido de todas las acciones es fundamentalmente práctico y se desarrolla en forma de menú, facilitando y adaptándose así a cada situación, interés, nivel de conocimiento o necesidad de las empresas, las sesiones suelen tener una duración de 2 horas. Sirva como ejemplo el bloque de las tecnologías de industria 4.0, donde nos encontramos con píldoras de información básica de una determinada tecnología. Desde la fabricación aditiva hasta metodologías para su exitosa implantación. 

Pero, ¿la transformación digital afecta realmente las pymes o es solamente una preocupación para los grandes? La opinión en todos los foros es unánime – ¡afecta! – y además mucho, porque su entorno económico cambia igual, sus clientes cambian, sus marcados cambian, sus competidores cambian, habrá nuevos competidores y nuevos modelos de negocio – los mercados se orientan cada vez más a la demanda de los clientes (digitales), especial importancia ha cogido el eCommerce. 

Helmut Hampp moderando la mesa redonda de la jornada de inauguración de la OTD en Navarra

 

Para ilustrar un poco más, comparto unas afirmaciones de la conferencia de Julio Linares (ex consejero delegado de Telefónica) del 1 de Marzo en la CEN titulado “Seremos digitales o no seremos”:

  • Todo que se puede digitalizar  – será digitalizado
  • Todo que se puede conectar – será conectado
  • Todo que se puede automatizar – será automatizado
  • Todo que se puede analizar – será analizado

¿La transformación digital es necesaria? No solamente es necesaria, es vital para la supervivencia de la mayoría de las empresas. ¿La pyme lo tiene más difícil que la gran empresa? ¿Las barreras de entrada son más altas? Normalmente tienen menos recursos, pero también tienen menos complejidad, pueden ser mucho más agiles en sus decisiones, no es casualidad el éxito que podemos observar en el caso de los start-ups. Según Darwin, no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta.

 Pero no perdamos nunca de nuestro foco que la transformación digital, que es la adaptación a los cambios en los mercados y al comportamiento diferente del cliente digital para mantener la competitividad de la empresa, es sobre todo un tema estratégico del negocio y mucho menos tecnológico, por lo tanto, las acciones de sensibilización se dirigen más a los máximos responsables de todas las áreas del negocio y solamente en segundo lugar a los técnicos. Cada empresa tiene que definir su propio camino. Nadie conoce mejor su negocio y sus posibilidades y oportunidades que ella misma. Pero siempre el viaje es mejor si se hace acompañado, y aquí se ofrece la OTD como compañero competente en ese viaje.

 

Helmut K. Hampp

Experto en Industria 4.0 y Transformación Digital